Ahorro de agua: agua por la tarde en verano.

Para ahorrar agua de manera efectiva durante el verano, el truco simple es regar sus plantas, jardín o huerta preferiblemente por la noche.

De esta forma, te beneficias del frescor de la tarde en lugar de dejar que el agua se evapore todo el día con el calor del verano.

Por lo tanto, es mejor regar durante horas más frescas para no desperdiciar el agua.

También ten en cuenta que si riegas tus plantas durante el día, la evaporación del agua en las hojas es mala porque las quema y reduce su vitalidad. Ahora ya no tienes excusas para regar tus plantas en el momento adecuado del día :-).

Ahorros logrados

Regar por la tarde en verano es un truco eficaz para ahorrar mucha agua. El cálculo del ahorro de agua es sencillo, ¡divides tu consumo de agua por 2!

Por poner un ejemplo, en un jardín de 300 metros cuadrados, esto supone un ahorro de casi 150 euros al año.

No está mal para un truco que solo necesitas recordar para ahorrar dinero. Otro dato interesante, en otoño y primavera es mejor regar por la mañana para evitar el riesgo de heladas.

6 Consejos simpleas para ahorrar agua!

1. Cierra los grifos

No dejes que tu consumo de agua se descontrole. Ahorra 6 litros de agua por minuto cerrando el grifo mientras te cepillas los dientes. Arregla también los grifos que gotean 
y evita que 60 litros de agua se vayan por el desagüe cada semana.

2. Dúchate con menos agua

Cada minuto que pasas en una ducha de alta presión consume hasta 17 litros de agua. 

Programa un temporizador en tu teléfono para que tus duchas sean cortas, dulces y ahorren agua.

El cambio a un cabezal de ducha eficiente te permitirá enjabonarte con menos agua, lo que significa que ahorrarás agua y reducirás tus facturas.

3. Ahorra tu ropa sucia, colocala toda junta.

Lavar una carga completa de ropa en la lavadora consume menos agua y energía que dos medias cargas. 
Esto se traduce en facturas más bajas.

4. Reduce el desperdicio de alimentos

Se necesita mucha agua para producir nuestros cereales, frutas y otros alimentos.

Más de la mitad de los 7 millones de toneladas de alimentos y bebidas que los hogares del Reino Unido tiran a la basura cada año podrían comerse. Desperdiciar menos comida podría ahorrarte 540 libras al año Obtenga algunos consejos prácticos de Love Food Hate Waste o inspírese en las soluciones de alta tecnología para el desperdicio de alimentos de todo el mundo.

5. Separar la carne o el pescado en pequeñas bolsitas

Salva tu cocina de los malos olores. Mete los restos apestosos de carne, pescado o huesos en una bolsa biodegradable, envuélvelos en papel de periódico o vacíalos directamente en el contenedor principal de residuos alimentarios del exterior para que el ayuntamiento pueda llevárselos para su reciclaje antes de que las moscas y los gusanos encuentren el camino hacia el interior.

Si tienes muchos restos de carne y pescado, no olvides comprobar de vez en cuando si hay gusanos en los contenedores de reciclaje exteriores y deshazte de ellos antes de que se apoderen de ti.

6. Consume menos carne

La carne tarda más en descomponerse que las bonitas verduras, y atrae más bichos como las moscas a tu cocina. Si te olvidas de vaciar el cubo de la basura de las verduras, lo encontrarás lleno de moho cuando vuelvas; si te olvidas de vaciar los restos de carne, podrías volver a un cubo lleno de gusanos.

La forma más fácil de evitarlo es, en primer lugar, comer menos carne. Tendrás menos restos de carne que reciclar y, al mismo tiempo, habrás reducido el impacto de tu comida en el medio ambiente. Todos salimos ganando.

Antes de terminar nuestro artículo te dejamos un video para reflexionar acerca del consumo desmedido de agua. Si tienes dudas o consultas no olvides dejarlas en el formulario de comentarios.